Noticias

El Gran Delegado Jurisdiccional, Héctor Palavecino, el Venerable Maestro  de la Logia Esmeralda Nº 30 y el Coordinador de la Red Fraternal Solidaria de la jurisdicción de Concepción, llegaron hasta el sector de Villa Nonguén para entregar ayuda a los apoderados de la Escuela Palestina de Palomares.

“Elegimos a esta escuela, ubicada en un sector vulnerable de Concepción, porque la Logia Esmerada Nº 30, la apadrina hace años. Tenemos ahí un permanente contacto a través de profesionales como sicólogos, sociólogos, pedagogos y otros masones con perfiles sociales que han apoyado este establecimiento en años anteriores. Quisimos partir por casa, en colegios e instituciones que hemos apadrinado con las Logias locales”, sostuvo Héctor Palavecino.

Esta nueva ayuda solidaria  se materializó con cajas de alimentos no perecibles que van en ayuda de las  familias de los estudiantes de la Escuela Palestina de Palomares.

Los contactos y la logística fue coordinada con la Directora de la Escuela, Elena Gaete Lazcano, el Docente Encargado de convivencia y de otra Docente de ese Establecimiento Educacional.

“Para nosotros es un orgullo que la Directora del colegio sea una antigua beneficiaria, en su época universitaria, del banco de la solidaridad de Valparaíso. Contar con una profesional laica aportando a la educación pública, nos alegra y nos motiva a seguir apoyando estudiantes”, finalizó la autoridad masónica penquista.