Noticias

El destacado masón Alejandro Paredes Luna, perteneciente a la Logia Estrella de Chile Nº 145, murió a los 62 años por una insuficiencia cardíaca.

Inició su vida masónica a los 37 años y continuó asistiendo de manera activa, pasó por los distintos grados hasta alcanzar el de perfeccionamiento. Sus compañeros más cercanos lo definen como “buen compañero, alegre, siempre de buen carácter y un sabio en la literatura masónica”.

El Presidente de su Logia, Carlos Cortes Medel, emitió el siguiente mensaje en este día: “La desaparición de nuestro hermano ha generado profundo dolor en nuestra Logia, pues siempre se caracterizó por su abnegado compromiso con nuestro Taller y la Orden, respetando siempre sus hermosos principios, los cuales demostraba en cada actitud frente a sus hermanos y en cada tarea que le correspondió desarrollar. Constituye para nosotros un motivo de profundo dolor, pues nuestra Cadena de Unión una vez más ha perdido uno de sus eslabones. Recuerdo”.

Por otro lado, el Presidente de la Logia Redención N°72, Luis Riffo, dijo "hemos perdido a un hermano entrañable y enormemente querido por todos los que le conocíamos y con quien tuvimos el privilegio de compartir en la Respetable Logia Redención N°72 su Logia madre, tantos trabajos, tantas reflexiones y también tantos momentos de sana alegría, Descansa en paz". 

Una de sus pasiones eran los libros. En la librería de la Gran Logia de Chile trabajó cerca de dos años. Le gustaba recomendar libros a sus compañeros de trabajo y a quien se acercara a la librería o ferias literarias, donde participaba regularmente. Los comentarios más recurrentes entre quienes lo conocían señalan que “era muy entretenido hablar con él porque siempre sabía detalles históricos, o el desarrollo de las historias”.

Un hombre progresista que defendió siempre los derechos humanos. Conocido por ser un fumador empedernido y de contextura delgada. Sin duda Paredes, fue una tremenda compañía para todos quienes tuvieron el honor de conocerlo.