La sede central de la masonería abrió sus puertas el domingo 26 de mayo en el marco de las actividades organizadas por el Ministerio de las Culturas y las Artes, que celebran el patrimonio nacional.

Una masiva presencia de visitantes tuvo la principal casa masónica del país, en la que los asistentes pudieron conocer más sobre la historia y simbolismos de la institución que el pasado viernes 24 de mayo celebró 157 años.

El Gran Maestro Sebastián Jans Pérez, quien realizó un especial recorrido para la prensa asistente, se manifestó muy contento con la alta concurrencia de público expresando que “se abrieron casas masónicas de todo el país, desde Arica hasta Punta Arenas, lo que es muy importante para que la ciudadanía pueda conocer lo que hacemos los masones, de nuestros simbolismos, personajes importantes y nuestro Gran Templo”.

En los recorridos, guiados por masones voluntarios pertenecientes a las logias de Santiago, las personas pudieron conocer el mural, de 200 metros cuadrados de extensión, “La Búsqueda” del artista nacional Fernando Daza, el salón de los Grandes Maestros, el museo masónico en el que se exhiben objetos que datan del siglo XIX, como libros, cartas, mandiles, malletes, retratos de importantes presidentes masones y el Gran Templo, lugar donde se realizan algunas de las más importantes ceremonias masónicas. También los visitantes pudieron disfrutar del concierto realizado en el Auditorio Citerior, de la “Camerata Iniesta” a cargo de la Columna de la Armonía y de las Artes.

Masonería femenina presente

La Gran Logia Femenina de Chile también se hizo presente en la actividad, con un stand en el que masonas presentaron libros y revistas y contestaron dudas e inquietudes de los asistentes.

La Gran Maestra, Carmen Mardones Hauser, sostuvo que fue una gran experiencia ya que “es primera vez que participamos en el Día del Patrimonio, por lo que agradecemos a la Gran Logia de Chile, la invitación y la fraternidad con la que nos han recibido”, agregando que “muchas personas se detienen en nuestro stand demostrando gran interés en lo que hacemos las mujeres masonas”.


La jornada, que comenzó a las 10:00 y se extendió hasta las 16:00 hrs. Estuvo marcada por la presencia de muchos jóvenes, mujeres y adultos, que manifestaron interés por conocer más sobre la masonería, resaltando el Gran Templo, sus simbolismos, y destacados hombres públicos y artistas masones.

Maximiliano Zapata, quien visitó por primera vez el edificio, dijo que “es impresionante la infraestructura del lugar. Además, pienso que esta apertura transparenta eso de que la masonería es misteriosa y secreta, y todas esas especulaciones que se hablan. Fue muy agradable, mucho conocimiento y saber que los masones están en los cimientos republicanos de Chile me llamó mucho la atención”.

Este año fueron más de treinta las casas masónicas que abrieron sus puertas en todo el país, desde Arica hasta Punta Arenas, las que también tuvieron una alta afluencia de público que llegó hasta sus instalaciones para conocer más de la institución.