Noticias

La actividad que tributó a siete exGrandes Maestros se realizó durante la mañana del viernes 24 de mayo.

En el marco del centésimo quincuagésimo séptimo aniversario de la Gran Logia de Chile, una delegación encabezada por el Gran Maestro Sebastián Jans Pérez, y por el Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo Álvaro Pulgar Gallardo, realizaron un recorrido por los mausoleos de exGrandes Maestros que están sepultados en distintos puntos de la necrópolis.

La ruta comenzó con Víctor Ewing Acuña (1906 - 1909 / 1909 – 1912); para continuar con: Buenaventura Cádiz Patiño (1902 - 1906); Ramón Allende Padín (1884); Sótero del Río (1968 - 1969); Fidel Muñoz Rodríguez (1935 - 1937); Luis Alberto Navarrete y López (1912 - 1922) finalizando con Enrique Mac Iver Rodríguez (1887 - 1894).

Sebastián Jans, recordó el trabajo previo que realizó Humberto Ortíz en el archivo del cementerio, para ubicar las tumbas y luego mejorar las condiciones, ya que habían muchas bastante derruidas, sosteniendo que “Lo que hicimos primordialmente es recordar su figura. Ha sido un momento de reconocimiento, de recogimiento por la significación que ellos tienen en el afianzamiento institucional de la Gran Logia de Chile”.

El Soberano Gran Comendador, en tanto, se manifestó muy contento con el recorrido que nunca antes había realizado, es por eso que “ha sido una mañana muy importante y motivante en la que visitamos a estos siete Grandes Maestros, que además fueron masones muy destacados en el Supremo Consejo” destacando que “aquí están las raíces más profundas de la masonería, que respetamos, valoramos y recordamos”.

El trabajo de recopilación de los datos desde el archivo del cementerio general de Santiago, lo realizó el bibliotecólogo documentalista Humberto Ortíz Vásquez, quien en una dedicada investigación pudo encontrar a los destacado masones que cumplieron un rol fundamental en la historia de la Gran Logia de Chile.

“El trabajo de recopilación de datos fue bastante complicado, porque han pasado muchos años, así que con otros miembros fuimos ubicando las tumbas e hicimos las gestiones para refaccionarlas” aseguró Ortíz Vásquez, agregando que el trabajo que se hizo “tiene un valor inmenso, porque es recuperar el patrimonio de nuestra historia”.

Ver nota de prensa: