Declaraciones del Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Luis Riveros Cornejo, expresadas en un amplio reportaje aparecido el 2 de noviembre en el amaule.cl, medio digital, a propósito de su visita alColegio Concepción Talca y las celebraciones por sus 15 Años Construyendo Futuro.

A continuación publicamos en extenso el reportaje de Felipe Abarca Ávila, desde “Colegio Concepción” en Talca. El tema de la educación fue el tema central de este aniversario.

Con la presencia del Gran Maestro de la Logia de Chile, Luis Riveros Cornejo (Ex Rector de la Universidad de Chile), "Colegio Concepción Talca" celebró 15 años de Educación Laica con una nueva versión del himno de la institución. Reportaje de Felipe Abarca Ávila, desde "Colegio Concepción" en Talca.

Cuenta la historia que en un primaveral octubre de 1996, en los alrededores de lo que hoy es la Villa Universitaria, un grupo de visionarios de las Logias del Valle quiso plasmar su deseo de dejar un legado concreto, donde quedase impresa la huella de sus ideales más profundos basados en la "Libertad, Igualdad y Fraternidad". Fue así como la Logia "Voltaire N° 18", encabezados por el Contador Auditor Jorge Venegas Venegas, decidió hace 15 años que muchas generaciones de niños y jóvenes crecieran y se formaran bajo estos preceptos, con una sólida formación académica, estrictamente apegados al sentido del deber y la responsabilidad social.

Del pequeño establecimiento que comenzó con salas de clases, oficinas y un casino, sólo quedan recuerdos. Hoy la familia ha crecido, y alberga alrededor de 700 alumnos, que cuentan con ventajas comparativas (por mencionar algunas) como aulas de última generación con pizarras digitales interactivas y múltiples puntos de acceso con conexión rápida a internet. Variadas son las actividades extraescolares que cubren una amplia gama de áreas, donde los alumnos pueden tener mayor contacto con el deporte, las artes y las ciencias. Este año se han sumado nuevas instalaciones deportivas que incluyen camarines y canchas de pasto sintético, que vienen a completar una superficie total de 920 m2 de áreas de esparcimiento efectivas para el desarrollo psicomotor.

Como guinda de la torta, el establecimiento ha sido acreedor del "Sello de Calidad Gestión Escolar" hasta el año 2015, otorgada por la Fundación Chile, que apunta a analizar el desarrollo de 6 áreas bien definidas: Orientación hacia la Familia y la Comunidad, Liderazgo Directivo, Gestión de Competencias Profesionales Docentes, Planificación, Gestión de Procesos y Gestión de Resultados. Actualmente funciona con la modalidad de Jornada Escolar Completa, con un Plan de Estudios superior al fijado por el Ministerio de Educación.

EL GRAN MAESTRO EN TALCA

Luis Riveros es uno de los "pesos pesados" en términos académicos dentro del contexto chileno, un hombre preclaro, y aunque no se diga mucho, pertenece a la Masonería Chilena. Así como él, muchos otros ilustres a lo largo de la historia han pertenecido a la fraternidad, y la lista es amplia y diversa.

Desde Carlos Ibáñez del Campo y Pedro Aguirre Cerda, hasta Gabriel González Videla, Arturo Alessandri Palma y Salvador Allende, por mencionar algunos. Otros integrantes menos felices como Augusto Pinochet sólo llegaron a 2° grado, y luego se retiraron. Aunque claro está, la historia demostró que poco respetaba el General los principios de la Revolución Francesa a la que adscriben los miembros de la Logia.

El que fuera Rector de la Universidad de Chile por 8 años, está en el Colegio Concepción de Talca en virtud de su cargo de Gran Maestro, título que ostenta desde el 2010. Ha venido a entregar unas palabras de lo que él considera como "Bases de una Educación Laica para el Siglo XXI". Antes de comenzar su alocución, sostiene que encuentra un acto deliberado de injusticia contra su persona, aparecer inmediatamente después de un número artístico espectacular, donde 2 alumnas presentan una versión remozada del himno del colegio, con voces sumamente potentes y que concitan un interés mucho mayor que lo que él pudiera decir a continuación. Frente a eso, no puede hacer nada. Nada más que protestar por ello y resignarse. Por supuesto, entendemos, todo esto es parte del "humor británico" de Luis Riveros.

Dicho aquello, se lanza con su "speech" en defensa del laicismo, y argumenta que Chile pudo desligarse recién de la influencia de la Iglesia Católica en la Educación y el sesgo que produce sólo una cosmovisión del mundo, cuando Alessandri consagró en la Constitución de 1925 la Separación de la Iglesia y el Estado, lo que vino a dar por zanjado ese conflicto, al menos en el espíritu de la Carta Magna.

Hasta el día de hoy es cuestionable qué tan real ha sido aquello, ya que esta sociedad continúa mostrando excesos de conservadurismo en su legislación vigente, soportados por las clases políticas hasta el día de hoy. Agrega que es cuestión de observar lo que sucede en Medio Oriente, para ver los efectos nefastos que repercuten en las sociedades, cuando aquellos poderes de la Iglesia y el Estado confunden sus roles en la construcción social.

Concluye su presentación con una interrogante y dos ideas fundamentales ¿Cuál es el aporte que hará el laicismo al Chile de hoy?

Primero, crear conciencia de que existe en la sociedad la necesidad de generar mayor tolerancia y menos fundamentalismo. Los niños deben comprender –estipula – que las visiones del mundo son sólo eso, visiones. Que no existen condenaciones correctas o incorrectas, todas son igual de valederas. En segundo término, se debe fomentar el librepensamiento. En el mundo que nos rodea, las cosas tienen una velocidad vertiginosamente endemoniada, cambian muy rápidamente y su dinámica es casi un hecho de la causa. La ciencia avanza a raudales, y debemos considerar nuestra actitud para con esos cambios, que se constituyen como única realidad cierta frente a tanto camaleonismo científico.

¿Qué actitud debemos tener?

Una disposición al cambio y la capacidad de cuestionarse todo lo que está establecido, para de esa manera proponer siempre algo nuevo. Eso se logra con innovación, con un instinto constante de reformar lo que ya existe, y pensar las cosas por nuestra cuenta. Porque lo que hoy es verdad, ayer era impensado, y mañana será obsoleto. Esa capacidad de mirar más allá de las fronteras de lo posible, es la única virtud que podremos mantener indeleble ante tanto cambio acelerado.

Luego de concluida la ceremonia del acto solemne, el Dr. Riveros ha accedido a fotografiarse con todo aquel que se lo ha pedido, y ha partido raudo de vuelta a Santiago. Es un hombre con una agenda apretadísima. No obstante, en el trayecto hacia su vehículo accede a contestar algunas preguntas en exclusiva para Elamaule.cl. Por algunas fallas técnicas, no ha quedado registro del audio de aquella entrevista, aunque he logrado rescatar la mayor parte de nuestra breve conversación.

¿Cómo observa el círculo de influencia de la comunidad masona en Chile? Sobre todo después de lo ocurrido en la Universidad La República...

- Creemos firmemente que el triste episodio acaecido con la Universidad La República si bien, ha tocado a la Institución situándola como eventual protagonista y responsable, no ha cambiado en nada la imagen pública que de ella se tiene. Lamentamos los costos que debieron pagar los involucrados, más aún los alumnos y sus familias. Pero debo recalcar que la Gran Logia nunca tuvo ningún tipo de injerencia en el actuar de la Universidad. Fue sólo el proceder de "algunos" individuos, que lamentablemente formaban parte de la familia de la Masonería.

¿Cómo ha limpiado la imagen de la Masonería en Chile, desde que asumió su conducción?

- Con acción positiva, trabajando en destacar lo que verdaderamente representa el espíritu de la fraternidad. Digo esto porque en Chile tendemos a resaltar lo negativo. Así como el Colegio Concepción, contamos con muchos establecimientos a lo largo del país, con una trayectoria impecable y extraordinariamente exitosos en su organización. Por otro lado, exhorto a que los miembros de la masonería tengan mayor disposición a involucrarse de los temas de debate público, para contribuir con nuestra visión ética, por ejemplo en Educación.

Ya que ha tocado el tema valórico, ¿Qué opinión le merece como Gran Maestro la discusión sobre aborto terapéutico que se plantea por estos días en el Congreso Nacional?

- Me parece razonable que nuestros legisladores se hayan abierto a debatir un tema tan importante como el aborto terapéutico, en virtud de que en la mayoría de las democracias modernas del mundo ese tema ya está zanjado. El aborto es un tema debatible; el aborto terapéutico tiene que ser una cosa aplicable. Tenemos la obligación de respetar la vida por un lado, y considerar también las opiniones de todas las personas, no sólo la visión de la Iglesia Católica o de otra iglesia en particular. Aquello le hace bien a la democracia. Aunque creo que el mejor camino, por cierto, siempre va de la mano de la prevención, la información y la adopción.

¿Qué pensaría el "Gran Arquitecto del Universo", a su juicio, si observara la forma en cómo nos relacionamos con el medio ambiente, la tecnología y cómo la "utilitarizamos", por ejemplo en la fecundación in vitro, a tal punto de mercantilizar la vida y la posibilidad de tener hijos?

- Considero que tenemos en nuestras manos un valor fundamental que la ciencia ha puesto, que es la de ayudar a la vida a abrirse paso. Cuando una familia quiere engendrar y por naturaleza no puede, la ciencia le otorga hoy la posibilidad de tener una fertilización asistida, y para esa familia aquello es maravilloso. Sin embargo, si eso se transforma en una obsesión y sólo en un negocio más de la industria, tenemos un problema mayúsculo. En Europa existe un dilema ético muy grande sobre qué se debe hacer con los embriones que se fecundaron en probetas, y que después nadie querrá concebir. El respeto por el medio ambiente también debe ser objeto importante de discusión para todos nosotros, por una premisa básica: no tenemos otro planeta donde vivir. Y ciertamente, el Gran Arquitecto nos llamaría a reflexionar más acabadamente sobre esto, antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué opina de la Iglesia Católica y los escándalos en los que se ha visto envuelta? ¿Tiene que ver con la imposición de estructuras preconcebidas como el celibato?

- El celibato es una elección legítima. La tolerancia consiste en que aunque para nosotros no sea una cuestión natural, es posible que para las personas que quieren consagrar su vida al sacerdocio o a la contemplación, es una opción de vida real. Con la debida proporción, si usted decide ser vegetariano, tal vez la mayoría de nosotros lo considere incorrecto, pero no por eso usted será un hombre extraño, anormal o digno de segregación, en tanto ese camino lo haya tomado voluntariamente. En la medida que se impone el celibato al sacerdocio o al ministerio de la fe, nos parece que pierde legitimidad, y eso es lo que al final lleva a los problemas que la Iglesia enfrenta por estos días.

Usted es presidente de "Akredita". ¿Cómo recibe el cuestionamiento que se hace hoy de las agencias acreditadoras? Porque hoy todo el mundo está acreditado... ¿Está funcionando correctamente el sistema de acreditación en Chile?

- El sistema debe mejorarse, en virtud de las necesidades de educación del Chile del siglo XXI. Nuestra agencia de acreditación funciona de acuerdo a las reglas que impone el sistema, y en ese contexto es lícito. Pero uno podría cuestionar si las reglas son apropiadas, porque no es razonable que puedan existir universidades e institutos que se acrediten por sólo 1 año. ¿Apuntan esos parámetros a resolver el tema de la calidad? No tenemos como país un plan de desarrollo educativo que dicte normas unificadas que las distintas facultades deban cumplir sin distinción para estar acreditadas. Hoy cada institución se acredita fijando sus propias metas, planes y programas. Si los cumple en el plazo que ellos mismos plantean, logran la acreditación. Nos parece que debemos avanzar a un sistema un poco más estricto que lo que tenemos. Pero aquello es resorte del Ejecutivo.

Usted habló en su intervención de "cuestionarlo todo, para traer el progreso científico y tecnológico sin límites". ¿Se aplica eso en la lógica de la lucha estudiantil, en donde todo el sistema se ha convertido en negocio? ¿Legitima usted la lucha estudiantil? ¿Es necesario mover los actuales paradigmas de educación de mercado, y llevarlos hacia educación gratuita?

- Si el país tiene una voluntad real de generar una educación que sea acorde con el impulso de desarrollo económico, entonces necesita poner recursos, rediseñar sus políticas, inventar otras nuevas. De lo contrario, es sólo una quimera. Como botón de muestra, el Estado invierte aproximadamente el 0,7% del PIB en investigación, contra el 2,5 al 3% que invierten países como China, Japón y Corea del Sur. El Estado debe hacer lo necesario para resolver los conflictos que hace tanto tiempo aquejan a nuestra Educación Pública, como son los severos problemas de calidad y equidad. A pesar de ello, la Universidad de Chile se las ha arreglado para estar en el 9° puesto en América Latina, y dentro de las 500 mejores en el mundo en los últimos rankings internacionales. Cuánto más haríamos si el país decidiera atacar el problema de raíz, y otorgar el financiamiento necesario, para aliviar la tremenda carga económica que significa para las familias tener un hijo en la educación superior.

Nuestro Presidente considera que para solucionarlo todo es necesario tener un gabinete de excelencia, consultorios de excelencia, liceos de excelencia. ¿Comparte esa visión?

- El problema de la mala educación chilena es grave, y no se soluciona sencillamente con la instauración de unos cuantos liceos de mejor calidad. Tenemos un estancamiento que hace ineficiente al sistema, y esta situación no ha cambiado con el tiempo, peor aún, se ha incrementado. Hay un problema muy serio que es estructural: hay que mejorar los incentivos, la gestión, los contenidos, la formación de profesores. La creación de liceos de excelencia me parece que tiende a aumentar la brecha, porque va conformando ghettos educativos. Distinto sería hablar de un esfuerzo global de empujar todo el sistema hacia mejores niveles de calidad; de lo contrario es sólo un parche. Distinto sería plantear que dichos liceos serán experimentales, donde se estudiará cómo mejorar la fórmula educativa, para replicarla luego a todos los colegios. Pero lo que se escucha no es eso. Con este nuevo sistema, tal vez los liceos de excelencia funcionen bien. Pero el 95% de los alumnos restantes quedarán en las mismas condiciones que antes. Y ahí nuevamente no nos hacemos cargo del problema de la equidad.

UN HIMNO MÁS CERCANO

Una de las atracciones de la ceremonia fue sin duda la nueva versión del Himno del Colegio, interpretada por las alumnas Paula Melo y Trinidad Sánchez, quienes tuvieron la responsabilidad de darlo a conocer a la comunidad en pleno acto solemne.

Al respecto, conversamos con el Profesor de Música Álvaro Céspedes, quien esclarece que el nuevo himno "es de un estilo de jazz swing, como lo que hacía Frank Sinatra. Desde el año pasado se viene trabajando en un nuevo proyecto, para que la comunidad se identifique más con su himno (...) la versión antigua es como para seguir cantando, pero le falta espíritu", sostiene, razón por la cual se embarcó en este proyecto de modificar la máscara de su música. "La idea fue modificar un poco, poder hacer nuevas armonías, cambiar instrumentación real y hacer un himno melódico, rico de escuchar, que los niños lo tuviesen en su pendrive (...) quedó un tema agradable de escuchar".

Sobre la preparación del proyecto, nos cuenta que "primero se prepararon algunas maquetas, y terminamos con la instrumentación de tipo de swing, donde claramente se aprecian los bajos como "walking", ese caminando rítmico característico, con muchos acordes en novenas y séptimas, muy propios del swing. Acomodamos los tonos para las voces de las niñas, que tienen voces muy potentes, al estilo de cantantes de Soul", replica orgulloso.

Las jóvenes artistas son diamantes en bruto, y su maestro agrega que "todos los matices son mérito de las muchachas (orientados para guardar los estilos, por cierto), pero propiamente de ellas, se luce cada una en su estilo", comenta. A modo de ejemplo, Trinidad ya ha ganado una serie de festivales en la comuna, mientras que Paula se declara "retirada de los escenarios", en circunstancias que cuando participaba, siempre se aseguraba un lugar entre los finalistas.

El profesor Céspedes relata que su fuerte es el área instrumental, siendo él especialista en Saxofón. También nos confidencia que cuando surgió la idea de modificar musicalmente el himno del colegio, voló como alternativa "la samba", aunque duda que hubiese tenido la aceptación que esta versión logró en la comunidad escolar. Él cree que el área que más le llena es la interpretación, y de acuerdo a su expertiz que va ligada a los instrumentos de viento, está trabajando un ensamble de flautas dulces, que ha tenido logros interesantes como reproducir música de películas, entre otras.

GALARDONADOS POR LA FRATERNIDAD

La ceremonia solemne también tuvo espacio para otorgar los "Premios de la Gran Logia de Chile", haciendo un reconocimiento a docentes destacadas de las comunas de Talca, Curicó y Constitución, más a un maestro del mismo Colegio Concepción, con motivo de la celebración del Día del Profesor.

Entre las personalidades presentes en la cita se encontraban el Presidente de la Corporación, Jorge Allende González, en compañía de Marcelo Ramírez Droguett por la Gran Logia Regional; miembros del Directorio de dicha entidad educacional y su Rector, Héctor Navarrete Norambuena. La ceremonia contó además con la visita del Gobernador de Talca, José Arellano Linch, representantes de la Seremi de Educación y de la I. Municipalidad de Talca. Los asistentes, apoderados, alumnos y profesores saludaron a los más destacados docentes de este año con un Diploma, una Medalla y un Ramo de Flores. Las maestras y maestros homenajeados fueron María Eugenia Pavez Ramírez (Constitución); Silvia Jimena González Leyton (Curicó, recibido por su hija); Jessica Fabiola Rojas Sobarzo (Talca); y de la casa, Francisco Salgado Leal.

Para María Eugenia Pavez Ramírez, quien trabaja en el Departamento de Educación Municipal (DAEM) de Constitución y es premio a la excelencia académica 2007, este reconocimiento se traduce para ella en "agradecimiento a la vida, a Dios y a su madre". Ella es una mujer criada en el campo, oriunda de Tutuquén, un sector rural cercano a Curicó. Su impulso por estudiar y perfeccionarse la ha llevado este año a obtener la "Beca de Formación de Directores de Excelencia", del MINEDUC, que la ha tenido compartiendo en Santiago junto a Felipe Bulnes, Ministro de Educación, y Violeta Arancibia Clavel, Directora del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) de la PUC, cuestión que la llena de orgullo y satisfacción.

Ella es insistente, y no es el primer premio que obtiene por su tesón. El año 1998 postuló a un diplomado del ministerio, que la llevó a estudiar 3 meses en la "UniversitéCatholique de Louvain", en Bélgica. Cree que una vez que concluya esta etapa, y que su hijo termine de estudiar Biotecnología Molecular en la Universidad de Chile, se dará el gusto de sacar su Doctorado en Educación. La palabra clave en su vida es perseverancia.

ORGULLOSO DE SU COLEGIO Y CRITICO DEL SISTEMA

Jorge Allende González, Presidente de la Corporación Colegio Concepción Talca, reflexiona sobre los 15 años de vida del establecimiento, señalando que "para nosotros es un tremendo compromiso hacerse cargo de un proyecto tan loable como la Educación". El colegio nació con cursos desde Enseñanza Básica hasta 2° Medio, y comenzó con 270 alumnos. Hoy posee hasta 4° Medio, con una matrícula más de 2 veces superior a la inicial. Siente que han cumplido sus metas satisfactoriamente, ya que la mayoría de sus egresados han alcanzado una profesión universitaria, y otros tantos se encuentran en ese proceso de formación en las principales casas de estudio del país. Destaca sobre todo que el principal valor del colegio como tal es "la familiaridad y la tolerancia", porque ellos viven la tolerancia aceptando la diferencia, compartiendo sus discrepancias ideológicas, religiosas, políticas, donde cada uno tiene derecho a pensar distinto. Asimismo, pone el acento en la sólida formación valórica que otorga la institución.

"Nos sentimos privilegiados por tener a los alumnos que tenemos, porque nuestros alumnos son personas íntegras, buenas, comprometidas con la sociedad. Somos privilegiados también por el hecho de no cesar nunca nuestras clases (...) pero no somos indiferentes a lo que sucede en otras partes con la realidad de la Educación Chilena", aseguró.

"Somos un colegio particular privado, y hacemos nuestro aporte en la materia con nuestros recursos. Pero creemos que la Educación Pública es fundamental para el desarrollo del país (...) Nosotros somos hijos de la Educación Pública; yo estudié en el glorioso Liceo de Hombres de Talca, y cursé estudios superiores en una universidad del Consejo de Rectores, soy profesional y puedo vivir dignamente, y aspiro a que mis hijos también tengan esa alternativa (...) No sabemos qué ocurrirá el próximo año, y las autoridades de este gobierno u otro tendrán que asumir y enfrentar este problema", golpeó, en una crítica abierta al manejo de la actual crisis en educación.

Y no se detiene allí; su análisis es mucho más severo aún. "Sólo habrá crecimiento en la educación cuando todos entendamos la necesidad de una buena educación, de calidad y valores razonables. Porque el problema no es sólo de los intereses que puedan cobrar, los aranceles de la educación superior son prohibitivos", disparó. ¿Cómo es posible que una familia, por muy buenos ingresos que tenga con respecto al promedio, que gane 1 millón de pesos, con 2 hijos en la universidad, quede absolutamente incapacitada de asumir el costo de esos hijos? Porque no tendrían acceso a ningún crédito, a ningún beneficio; y con matrículas desde 250, a lo menos, hasta 500 mil pesos. Aspirar a algo tan básico como es la educación, si se tiene la capacidad, el interés y la posibilidad, choca con estos aranceles, no tienen racionalidad alguna; impiden, en definitiva, que la gente pueda entrar a la universidad (...) Eso es una preocupación, no basta con los créditos, eso es una parte. La otra diferencia las familias no son capaces de asumirlas", arremetió, golpeando la mesa con una postura clara sobre el debate de los temas de fondo de la Educación Chilena.

¿Cómo ocurrió hace 30 años en Chile?... Mis padres y yo no hubiésemos podido estudiar con los costos actuales, por tanto uno también tiene que ir mejorando en ese aspecto; no es razonable que nos hemos ido perjudicando en todo esto. ¿Por qué los países del lado pueden tener educación gratuita y nosotros no? A lo mejor no va a ser posible gratuita de inmediato, pero sí razonables aranceles que permitan que puedan ingresar los estudiantes a la Universidad", estipuló.

"La Educación no es sólo un desarrollo personal, es un desarrollo social. Las personas que desarrollaron esta Educación, tenían que creer que esto es una palanca de desarrollo y de progreso; lo importante es que sea para todos", argumentó. "Si no ocurre para todos, lo que se produce es el desosiego social (...) Cuando las personas ven frustradas sus posibilidades de desarrollo, y lo saben a ciencia cierta, la frustración se transforma en rabia, y el costo social de mantener la paz social debe asumirlo el Estado, y no hacer más efervescencia (...) Debemos desarrollar la cultura, la tecnología, eso es lo que permite que el país avance (...) la principal mercancía es el recurso humano, y éste debe ser capacitado; y esa es la obligación del Estado, para los que no son capaces de proporcionárselo por sí mismo".

Con el sueño de construir otro establecimiento en Talca, Jorge Allende considera que siempre es una inversión de alta rentabilidad social destinar recursos en Educación. En su sentir más íntimo sabe que muchas generaciones agradecerán el gesto, y que siempre es loable desarrollar un buen proyecto educativo.

Cuenta que sus 3 hijos estudiaron en el Concepción, porque él creyó en la propuesta que se habían trazado. Gracias a ello observa orgulloso cómo sus vástagos han expandido sus horizontes hacia mejores posibilidades, llevando la formación laica en sus venas.

Así como ellos, no son pocos los que cada año en Talca seguirán formándose bajo el alero de los ideales de la "Libertad, Igualdad y Fraternidad".