Noticias

Francisco Domínguez Medina es reconocido por Municipalidad de Temuco

“Ciudadano Destacado de Temuco” fue el reconocimiento que recibió Francisco Alberto Domínguez Medina, por parte de la Ilustre Municipalidad de esa ciudad, la distinción le fue otorgada en el marco de la celebración de los 137 años de la capital de la región de la Araucanía.

Domínguez Medina nació en Santa Juana, un 29 de Enero de 1925. Titulado de la especialidad de Vendedores, en el Instituto Superior de Comercio de Concepción. Casado con Eliana Schlie, con la cual conformaron una familia,  con su  dos hijos, Carmen y Alberto, y tres  nietos: Cristian, Sebastián, Macarena, todos profesionales.

Vendedor viajero de profesión.

El año 1957, Alberto Domínguez comienza a trabajar como vendedor viajero en Temuco, para la firma Duncan, Fox & Cía. Ltda. Ya tenía experiencia en el rubro comercial, pero fue aquí en Temuco, donde se le permitió salir de la oficina y dedicarse ciento por ciento al oficio para el cual había estudiado.

Eligió Temuco para vivir, hoy con 93 años, mira con tranquilidad lo realizado, en esta ciudad.

Iniciado en la Logia “Cautin” N° 35, el 2 de Mayo de 1971,  Miembro Fundador y ex presidente de la Logia “Frontera” N° 152, próximo a cumplir 47 años.

Don Alberto Domínguez, es de la generación que hizo importante a la ciudad de Temuco, concentrando en esta ciudad un mundo de negocios, convirtiéndola en el corazón del comercio del sur de Chile.

Es a través de su profesión, de vendedor, un personaje importante en el contexto de la época dorada de este trabajo. No en vano desde mediados del siglo XX el escenario comercial del sur de Chile ha tenido a Temuco, como especial referente.

Entonces, los emporios y los incipientes supermercados locales dominan el medio y responden a la demanda de la población, y son estos ejecutivos viajantes los encargados de conectar a las grandes firmas surtidoras de mercaderías con el comercio de cada ciudad; en algunos casos, en tramos que van desde Talca hasta Coyhaique.

Cargados hasta con 25 kilos de mercaderías en maletas, en tren, en bus o en vehículo, este hombre de buen hablar, educado y conocedor de centenares de productos, hizo historia al alero de empresas como Duncan, Fox y Compañía Limitada, Codina y Gildemeister; y en las rutas que trazaron no sólo hicieron buenos clientes, sino también muchos amigos.

Con más de  93 años, don Alberto es conocido en Temuco, por su trabajo en la Sociedad Amigos del Árbol de Temuco, la organización ecológica más longeva y vigente de Chile, donde ofició como director por 20 años, y en la cual colaboró y fue junto a otros, responsable de la creación y desarrollo del programa Domingos Culturales.

Miembro de los Caballeros de la Mesa Redonda,  Socio de la Liga Protectora de Estudiantes, Socio del Club Social Progreso y cooperador de  distintas instituciones de filantropía de la ciudad.

 

 

 

Gabinete del Gran Maestro

Grandes Maestros

Acceso a Miembros

Lectura Online