Noticias

Mensaje Gran Maestro

 

Una de las principales amenazas que se cierne sobre la Humanidad, y que puede terminar extinguiendo nuestra especie, es el cambio climático.

Sus causas principales se encuentran en la actividad de la civilización humana y en el estrés que ella provoca en el ecosistema planetario. Esto se manifiesta en el uso descontrolado que hacemos de los recursos, la saturación de desechos en los océanos, tierra y aire y la emisión masiva de gases de efecto invernadero, lo que puede llevarnos a un desastre global marcado por el incremento de las temperaturas, fenómenos climáticos extremos, drástica disminución de disposición de agua dulce para la población mundial, daños irreversibles a la biodiversidad, incapacidad productiva alimentaria, migraciones masivas causadas por la desesperación como consecuencia del hambre y el deterioro ambiental, etc.

En diciembre próximo, se realizará en Chile la Conferencia de las Partes (COP 25), el más grande evento de alcance planetario que haya tenido lugar en nuestro territorio nacional.

Queremos que sea la Conferencia que establezca los planes de acción necesarios de los gobiernos, los actores económicos y los pueblos, para impedir el aumento de la temperatura global.

Es la responsabilidad por el medio ambiente en esencia un acto de fraternidad y por lo tanto somos los masones quienes debemos reaccionar y ayudar a construir una ética medioambiental que asegure los cambios personales, sociales y culturales, que ayuden al cumplimiento de las metas del Acuerdo de París en nuestra República.

Hemos desarrollado un plan de acción de la Masonería frente al cambio climático, aprobado por el Consejo de la Gran Logia de Chile. En lo inmediato, debemos colaborar en el éxito de COP 25, para lo cual, debemos trabajar para efectuar 100 conferencias ciudadanas, desde Arica a Punta Arenas, para difundir el Acuerdo de París de 2015 y la forma como cada persona puede contribuir a mitigar la huella de la acción humana sobre el medio ambiente y sus consecuencias.

Trabajar para aminorar las causas del cambio climático es nuestro mayor desafío como país.