Un recorrido por las instalaciones de la Asociación de Colonias Escolares de Viña del Mar, ubicadas en el sector de Granizo, Olmué, realizaron autoridades de la Gran Logia de Chile, encabezadas por el Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, y el presidente de la asociación, Alfonso García, el pasado miércoles 1 de mayo.

En la oportunidad, los Altos Dignatarios de la masonería, pudieron conocer la infraestructura del lugar que está habilitado para recibir a 150 niños y niñas, con todas la comodidades y exigencias que se requieren para que disfruten de felices vacaciones, como Piscina, camarines, cancha de futbolito, áreas verdes, comedores, baños equipados, etcétera.

Alfonso García, expresó que el objetivo de la sociedad es darle vacaciones a niños y niñas de escasos recursos económicos, mencionando que “mil quinientos niños asisten a este lugar todos los años, durante los meses de enero, febrero y julio. Esto lo hacemos presentando proyectos a la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) para financiar la alimentación y tutores, entre otras cosas”.

El presidente destacó que “esta asociación tiene una larga historia que comienza en 1938 cuando el Dr. Gustavo Fricke, junto a Humberto Molina Luco, modelan esta sociedad para ayudar a los niños y niñas de la zona. Es una obra de la masonería”.

Sebastián Jans, En tanto, ratificó los dichos de García, en cuanto a que “este lugar sirvió durante muchos años a niños y niñas con problemas de salud, en tiempos de la tuberculosis, cuando era una enfermedad que afectaba sobre todo a sectores mas vulnerables”.

“Es un gran esfuerzo -continuó el Gran Maestro- que tiene más de 80 años y hay que darle una continuidad para fortalecerlo, sobre todo para traer a más niños que disfruten de las instalaciones y que puedan tener un momento de felicidad dentro de sus condiciones de vida”.

El líder de la masonería finalizó haciendo un llamado a los masones de la quinta región para potenciar esta tremenda obra.

Una de las visitas destacadas fue la del representante del Gran Maestre de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, Atilio Giovanini, quien manifestó que “es algo extraordinario lo que hacen en esta colonia de vacaciones, porque es una labor filantrópica, y a través de la filantropía se busca llegar a la igualdad de condiciones que siempre la masonería propone a la sociedad. La única manera de llegar a la igualdad es la educación y obras como estas, que tienen que ver con la recreación y felicidad de los niños y niñas”.

Ver nota de prensa: