Giuseppe Garibaldi


(1807-1882)

Giuseppe GaribaldiNació en Niza, Italia. Durante su juventud siguió los pasos de navegante de su padre, y estuvo embarcado durante diez años. En 1832 consiguió el título de capitán de buques mercantes.
Mientras trabajaba al servicio de la marina sarda, tomó parte en un motín republicano en el Piamonte, por lo que fue condenado al exilio.
Entre 1836 y 1848 vivió en Sudamérica, donde participó en varios acontecimientos bélicos, siempre al lado de quienes combatían por la libertad o la independencia. Sus hazañas militares llegan hasta Europa, adonde regresa en 1848 para luchar por la unificación de Italia. Este fue su objetivo durante las tres décadas siguientes.
El papa Pío IX, ante el temor de las fuerzas liberales comandadas por Garibaldi, abandonó Roma en 1848.
En febrero de 1849 fue elegido diputado republicano en la asamblea constituyente, y en abril enfrentó al Ejército francés que intentaba restablecer la autoridad papal. Aun cuando no tenía opción de triunfo su lucha se convirtió en uno de los más épicos y recordados pasajes del "Risorgimiento". Formó parte de la masonería de Nápoles inicialmente, luego se vinculó con logias del Brasil en Río Grande do Sul y las uruguayas de Montevideo.
El rito de Menfis Misraim
El 4 de junio de 1872, la Gran Logia de Menfis en Inglaterra, nombra al general Garibaldi miembro honorario, y se establecen relaciones de reconocimiento masónico con el Supremo Consejo Escocés de Sicilia y el Gran Oriente de Egipto.
El Gran Oriente Nacional de Egipto que administraba el rito de Menfis confiere al general Giuseppe Garibaldi el título de Gran Maestro ad vitam. Bajo este supremo cargo y tras minuciosos análisis se resolvió en 1881 unificar los ritos de Menfis y de Misraim. Esta fusión fue oficializada en Nápoles en 1899 y tomó el nombre de "rito Oriental Antiguo y Primitivo de Menfis-Misraim".
Garibaldi muchas veces nombrado como el ciudadano "de los dos mundos", fue un "unificador de tendencias" aunque adversario irreductible de la Iglesia romana, reclamaba la separación de la Iglesia y el Estado. Quería introducir la educación obligatoria, gratuita y laica y suprimir las congregaciones religiosas; rechazaba, sin embargo, el ateísmo, la indiferencia y el "miserable materialismo".

Gabinete del Gran Maestro

Grandes Maestros

Dimensiones de la crisis Republicana

Olimpíadas Masónicas 2017

Acceso a Miembros

Lectura Online